lunes, octubre 17, 2005

La diferencia entre el jugador y el jugador obsesionado (Fan).


Cuando hablamos del juego por el juego, se puede pensar en una obsesiòn que determinarìa al jugador,es decir, que el jugador se viera envuelto sòlo en el juego olvidàndose de todo, provocando un conflicto en su vida . Aunque la propuesta en principio se basa en una formulaciòn de envolverse en el juego, estar presente en él y no salirse mientras se juega (jugar por el placer de jugar), esto no tendrìa porque extenderse a seguir pensando en el juego despùes de jugar, hay que comenzar a distinguir los umbrales del juego.

La pasiòn que se desborda en un jugador, puede y termina por superar al mismo juego, un clàsico ejemplo es el deporte, en el que el llamado espectador ,involucrado, envuelto en el juego a pesar de ser el observador, termina por llevar el juego màs allà del estadio, de la televisiòn, o del campo .

Cualquier fanàtico deportivo puede describir su acercamiento al juego como algo màs grande que èl, muchas veces hablan de un involucramiento màs grande que èl del propio jugador, escondiendo uan crìtica al deportista, que hace del juego su trabajo, y que cuando deja de jugar, deja de trabajar y al hacerlo, es decir, en sus horas "libres" ,se olvida de la pasiòn del juego mismo y se olvida de que él fanàtico es fanàtico fuera y dentro del campo.

Esto lleva a observar, en el jugador, una obsesiòn por el juego mismo, un desbordamiento de pasiòn que va màs allà del deporte al que se haya acoplado, y se centra principalmente en una pasiòn-tradiciòn.

El fanático se pierde en el juego, lo cual se acerca al polo del juego por el juego pero de una manera distinta a la que planteamos, ya que si bien el que se pierde en el juegocestà en presencia plena en el juego, este no sabe distinguir cuando el juego terminò, mientras que en el juego por el juego, el jugador no es que se pierda si no que se reconoce en el juego, y por lo tanto conoce al juego, reconoce el tiempo y el espacio del jugar.

El conocer el juego determina como principio la acciòn del jugador, lo hace capaz de pensar, de recorrer los espacios del juego, de inventar nuevas maneras de jugarlo dentro de las reglas, las cuales en este caso, el de la creatividad, fungen como un limite de invenciòn, pero a la vez como un reto de creaciòn.

El fanàtico( de deportes, de videojuegos) aparentemente està ahi por el juego, aunque se deja llevar por el triunfo, pero a diferencia del que usa el juego como ùnico medio para triunfar, el fanàtico no aparece y desaparece de acuerdo a si se consigue o no el incentivo, esté permanece durante una continuidad cronològica y de vida, de èl mismo, y del juego al que se acoplo.

Este es un punto que hay que retomar, no se separa la idea del triunfo del juego, lo cual es imposible, por el simple hecho de que el triunfo està en los lìmites del juego mismo, esta dentro de su perìmetro, mas no es el fin del juego, ni el perìmetro como tal, por lo que el juego no acaba ni con una derrota ni con un triunfo, termina con jugadores y experiencias del juego.

Vale decir, que el fanàtico es fiel al juego, y eso lo acerca al juego por el juego, pero esa fidelidad acompañada de leltad al equipo que sigue, que muchas veces es el primer incentivo para observar el juego, sale del campo, desborda al juego y al jugador y es ahì dònde el juego por el juego no va màs, dònde el juego no està planteado, son elementos externos al juego mismo, que no tienen porque ser llevados al estudio ni del juego ni del jugador.

Esa capacidad del jugador de salir del juego es otra caracterìstica bàsica del juego por el juego.

Para terminar, me gustarìa poner como ejemplo una historia deportiva, que si bien fue mediatizada( y hasta filmada en su versiòn comedia hollywodense), puede abrir el panorama de lo que un fan dentro del juego hace, lo que el juego hace, la distinciòn entre jugadores , equipo, juego y espectadores, y ademàs pone en la mesa la cuestiòn del triunfo como sólo un paràmetro.

Después de casi 90 años de no ganar, y si el triunfo fuera sòlo el incetivo a persegiuir,¿No estarìan los Red Sox de Boston destinados a desaparecer?.

La respuesta obviamente es negativa, ya que aquì esta un claro ejemplo de que la historia del perdedor muchas veces es màs interesante que la del ganador( incluyendo creencias mitològicas de la maldiciòn del Bambino).

Hay que empezar a creer en el juego, y dejar de usarlo para explicar mòdelos econòmicos (otro año màs, 2005, un nuevo premio Nobel de Economìa para Robert Aumann y Thomas Schelling, quienès retoman la teorìa del juego matemàtico), estrategias militares, la cultura, la estètica, y comenzar a observarlo para al menos explicar que es el juego( por el juego).

1 Comments:

At 8:37 a. m., Blogger Silver Fox said...

Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!

I need someone to work at home making $10 - $50 hr. All you need to do is visit my website to sign-up.

Come and check it out if you get time :-)

 

Publicar un comentario

<< Home