lunes, abril 03, 2006

¿ Y LA REFLEXIÒN SOBRE EL VIDEOJUGADOR?


Videojuegos religiosos, videojuegos institucionales, videojuegos eròticos.
Videojuegos educativos, videojuegos empresariales, videojuegos literarios.

Tantas especializaciones que parecièra que el videojuego todo lo abarca.
La pregunta sigue siendo en què momento las distintas instancias, que esta de màs decir son institucionales y cumplen un rol mediador en el orden social, observaron capacidades de aprendizaje y desarrollo en los videojuegos.

¿No fueron ellos mismos los que señalaron durante màs de una dècada que el videojuego era la nueva adicciòn del siglo venidero?

Vuelvo a preguntarme,¿ En què momento se paso de la adicciòn a la educaciòn?¿Dònde estàn los estudios que avalan dicha transformaciòn?

Miro la bibliografìa,por demàs amplia, sobre el videojuego y me encuentro ante el estudio del soporte y sus cualidades, ante la discusiòn de la categorizaciòn de los distintos gèneros, si se les puede llamar asì,y sobre todo ante la justificaciòn de los estudios ludològicos. Pero no logro encontrar aùn, o a lo mejor mi punto ciego no me lo permite ver, estudios que muestren al videojugador y su desenvolvimiento como sujeto, lo cual serìa una importante base para poder comprender al videojuego y asi tambièn sus transformaciones.

El videojugador ha sido incomprendido , para bien o para mal, poco se sabe de sus capacidades perceptivas/cognitivas y parece que poco se quiere saber, ya que lo que importa es acercarse a el con la misma herramienta que alejo a las generaciones pasadas de las nuevas.

El conflicto, el videojuego, la soluciòn: el videojuego.
Una soluciòn que huele màs a resignaciòn que a respuesta a las transformaciones que
vienen mediadas desde sujetos que se estan formando o desformando desde este lenguaje audiovisual y las transformaciones que lleva en si en su estructura.